Has encontrado tu colchón perfecto, pero ahora viene una cuestión igual de importante: ¿base tapizada o somier? Ambas opciones tienen sus pros y sus contras, así que es hora de analizar unos y otros y encontrar la solución que se ajuste a tus necesidades.

¿Prefieres una base firme o un soporte más adaptable? ¿Quieres un colchón fresco y bien ventilado, o estás dispuesto a sacrificar un poco de circulación de aire por una mayor estabilidad? Estas son solo algunas de las preguntas que debes considerar al tomar esta decisión tan importante.

En este artículo lo analizaremos todo, hablaremos de las ventajas de cada opción y te proporcionaremos información valiosa para que puedas elegir la mejor opción para ti.

Características principales de las bases tapizadas

  • Las bases tapizadas ofrecen un buen soporte para los colchones, manteniendo su forma y resistencia a largo plazo. 
  • Proporcionan una superficie plana, por lo que otorgan una sensación más firme al durmiendo. 
  • El peso del usuario se distribuye de forma equilibrada, gracias a la estructura sólida y homogénea de la base tapizadas. 
  • Muchas bases también ofrecen almacenamiento adicional para guardar objetos, lo que es un excelente beneficio.

Características principales de los somieres

  • Los somieres son una forma excelente de soporte para tus colchones, ya que están compuestos por listones de madera o metal que están adosados en una estructura.
  • Los somieres son considerablemente más flexibles que los box springs y se adaptan con mayor facilidad al movimiento de tu cuerpo durante el sueño. 
  • Ofrecen también una mayor ventilación para los colchones, particularmente beneficioso en temperaturas cálidas o húmedas. 
  • Tienen opciones de ajustes, como levantar la cabecera o los pies, lo cual puede resultar de ayuda para quienes tienen problemas de salud específicos o gustan de cambiar las posiciones en la que duermen.

Diferencias entre una Base tapizada y un somier 

Estructura:

Una base tapizada es una plataforma plana y robusta, generalmente hecha de madera, cubierta con una capa de tela acolchada para obtener mayor suavidad. Por otro lado, un somier está formado por una estructura de listones de madera o metal ubicados dentro de un marco, generando una superficie de apoyo más flexible.

Soporte:

La base tapizada ofrece un soporte robusto y uniforme, distribuyendo el peso de forma equilibrada. Por su parte, el somier brinda un soporte flexible, ya que sus listones se pueden cambiar para seguir los movimientos del cuerpo mientras se duerme.

Firmeza

Las bases tapizadas suelen tener una sensación más dura al tacto debido a su superficie lisa y firme. En cambio, los somieres poseen una textura más suave o flexible, puesto que los listones contribuyen a permitir un poco de elasticidad en la superficie que lo rodea (fuente de la información: https://www.colchonclub.es/16-somieres).

Ventilación

Los somier son una forma de base para los colchones y ofrecen una mejor circulación de aire que una tapizada. Esto significa que el colchón se mantendrá más fresco y seco gracias a los listones usados para crear el somier. 

Por otro lado, una base tapizada es una superficie sólida que puede bloquear la ventilación, aunque algunos diseños tienen aberturas para mejorar la circulación de aire.

Versatilidad

Las bases tapizadas no cuentan con la capacidad de ajustarse y permiten solo una posición para dormir o descansar. Los somieres ofrecen opciones cabecero y piecero ajustables que son beneficiosas para la salud y permiten a los usuarios escoger una postura de descansar perfecta para ellos.

Almacenamiento

Las bases tapizadas tienen una ventaja al ofrecer la posibilidad de incluir cajones internos para crear espacio de almacenamiento extra. Por otro lado, los somieres no brindan este tipo de ventajas y no cuentan con características adicionales para aumentar el espacio de almacenamiento.

¿Qué es mejor, base tapizada o somier?

Ya hemos analizado las diferencias entre una base tapizada y un somier, y ahora tienes toda la información que necesitas para tomar una elección acertada.

Recuerda considerar tanto tus preferencias personales como tus necesidades específicas. Si buscas almacenamiento adicional, una base tapizada con cajones puede ser ideal. Pero si tienes problemas de salud o te gusta variar tus posiciones de descanso, un somier ajustable podría ser la elección perfecta.

La decisión final recae en ti.