Como cualquier experto en el ámbito de la construcción está al tanto, llevar a cabo un proyecto de construcción suele implicar un gasto significativo y una inversión considerable de tiempo. Los retrasos en la ejecución de proyectos son una ocurrencia común, a menudo superando la finalización dentro del plazo estimado.  

Por suerte, existe una solución que puede contribuir a reducir el tiempo necesario para finalizar un proyecto de construcción, al mismo tiempo que presenta una serie de ventajas adicionales: la construcción modular. 

¿Qué hace que la construcción modular sea tan especial? 

A lo largo de la historia, la idea de la arquitectura modular tiene sus raíces en el antiguo Egipto, donde se empleaban bloques individuales para erigir pirámides. Desde las primeras casas prefabricadas de madera en Japón durante el siglo XII, pasando por la creación de “Casa Mutabile” por Leonardo Da Vinci y la construcción de la Torre Cápsula Nagakin en Tokio, hasta los edificios prefabricados clásicos en Alemania en la década de 1970, la construcción modular ha mantenido su presencia en la industria arquitectónica y continúa evolucionando día a día. 

La esencia de la construcción modular radica en la fabricación de secciones individuales del edificio, conocidas como módulos, en instalaciones de producción controladas externamente, para luego ser ensambladas en el sitio final de construcción. A diferencia de las casas prefabricadas convencionales, en la construcción modular, se completan unidades espaciales enteras antes de ser ensambladas. Este enfoque va más allá de la simple estructura del edificio, ya que incluso tareas que normalmente se ejecutan en el lugar de construcción, como aislamiento, instalaciones eléctricas y plomería, se llevan a cabo en la instalación de producción. Este método de construcción prefabricada brinda un mayor control sobre el proceso constructivo al protegerlo de las inclemencias del tiempo y otros factores adversos, lo que conlleva a un proceso más seguro y conveniente, además de una mayor precisión y facilidad en la inspección y el control. 

Ventajas de la arquitectura modular  

Los expertos en artículos en arquitectura modular de algeco.pt nos comentan que la arquitectura modular lleva con nosotros varios siglos, pero ahora es cuando realmente está disfrutando el verdadero empujón. Además, a pesar de que lleva mucho tiempo entre nosotros, podemos ver como todavía no está establecida completamente.  

Lo que está claro es que la arquitectura modular pone a nuestra disposición una amplia variedad de beneficios. Los arquitectos de Algeco destacan los siguientes: 

Seguridad en costos y plazos

La inversión en construcción modular no se diferencia significativamente de otros métodos de construcción. No obstante, en lo que respecta a los costos y a garantizar el cumplimiento de los plazos, la construcción modular se presenta como una opción más atractiva. Esto se debe a las condiciones de trabajo consistentes en las instalaciones de producción, que permiten que los trabajos de construcción se lleven a cabo sin estar expuestos a las inclemencias del tiempo, lo que garantiza su finalización puntual y sin interrupciones. 

Posibilidad de ajustes personalizados

Este enfoque de construcción brinda la flexibilidad de realizar modificaciones y expansiones, lo que amplía las oportunidades para un diseño personalizado, incluso en etapas avanzadas del proyecto o después de la finalización de la construcción. Por ejemplo, lo que hoy funciona como una oficina podría convertirse en una guardería en el futuro y, mediante expansiones, transformarse en un edificio residencial. 

Tiempo de construcción reducido

En la construcción modular, todos los procesos que normalmente preceden a la construcción efectiva de un edificio pueden llevarse a cabo en paralelo con la producción de los módulos. Esto agiliza el proceso de construcción y disminuye los plazos en comparación con una construcción convencional. 

Piezas intercambiables

Dado que los componentes son módulos individuales, pueden ser atendidos de manera independiente, lo que facilita la sustitución de partes dañadas. Las reparaciones no implican trabajos complejos en el lugar de construcción ni interrupciones significativas. 

Facilidad de transporte

El transporte de los módulos es sencillo debido a que se trata de unidades individuales, lo que posibilita el acceso a ubicaciones donde la construcción convencional sería más complicada. 

¿La arquitectura modular es sostenible? 

Además de tener en cuenta los aspectos relacionados con el tiempo y el costo, la construcción modular también brinda ventajas desde una perspectiva medioambiental al conservar recursos limitados. Los edificios fabricados en instalaciones industriales generan considerablemente menos residuos, ya que los desechos producidos durante su fabricación se reciclan y reutilizan de manera eficiente. Una vez instalados, todos los módulos pueden ser retirados de forma individual para su reparación y posterior reinstalación. En caso de que un componente no pueda ser procesado nuevamente, se puede desmontar en piezas individuales en la misma planta de fabricación y reciclarlo como material para futuros proyectos de construcción. Por lo tanto, se reduce significativamente la demanda de materias primas y el consumo de energía en comparación con la construcción tradicional de viviendas, lo que contribuye a hacer que la arquitectura sea más sostenible y esté en consonancia con la creciente preocupación por la preservación del medio ambiente. 

¿Cuáles son los beneficios para la sociedad de la arquitectura modular? 

Cuando echamos un vistazo al sector inmobiliario, notamos que, a pesar del auge en la construcción, la oferta de apartamentos sigue siendo escasa. En el año 2020 se erigieron más unidades de vivienda que en los últimos dos decenios. Sin embargo, lamentablemente, esta cifra resulta insuficiente. Para satisfacer la creciente demanda, se requeriría la construcción de aproximadamente 1.5 millones de unidades residenciales adicionales para el año 2025. Se presenta una marcada carencia de viviendas asequibles y de viviendas sociales, en particular en las áreas urbanas más grandes. En este sentido, la adopción de edificios modulares podría resultar beneficiosa. Aunque los costos de inversión reales no necesariamente resultan inferiores a los de los métodos de construcción tradicionales, el factor tiempo desempeña un papel significativo en proyectos de envergadura como edificios de apartamentos o viviendas sociales. Mediante la prefabricación en condiciones controladas, las unidades residenciales pueden ser ensambladas con mayor rapidez y facilidad en su ubicación final. 

Además de las viviendas, se podría aumentar la eficiencia en la construcción de instalaciones públicas como escuelas, guarderías, hospitales o residencias de ancianos. Los proyectos de construcción en edificios públicos presentan desafíos considerables para los administradores: la necesidad de reubicar a pacientes y residentes, distribuir a niños en guarderías cercanas e incluso la posibilidad de cierre temporal de las instalaciones en situaciones extremas.  

En contraste, la construcción modular elimina estos inconvenientes y obstáculos al producir módulos en un entorno controlado. Además, se facilitan las labores de ampliación y renovación, ya que cada módulo funciona como una entidad independiente. Los edificios pueden ser reparados o renovados en instalaciones de producción, lo que limita las tareas in situ a la sustitución de componentes individuales. 

¿Cómo se espera que sea el futuro de la arquitectura modular? 

Difícilmente encontrarás otro enfoque de construcción que refleje tan bien el espíritu de nuestra época como la construcción modular. Con este método, es posible planificar con precisión los costos y la calidad, además de ser más fácil de escalar y controlar. La eficiencia en el proceso de fabricación y las ventajas resultantes hacen que la construcción modular sea una opción más económica y respetuosa con el medio ambiente en comparación con la construcción convencional. Ya sea para la edificación de viviendas unifamiliares o para proyectos en espacios públicos, la construcción modular presenta un potencial significativo que continuará expandiéndose en el sector en el futuro. 

Las tendencias actuales, como la sostenibilidad y la incorporación de tecnologías inteligentes, están impulsando cambios notables en la industria de la construcción y el diseño de mobiliario.