Las filtraciones de agua que se producen en las divisiones de ducha y los platos de ducha pueden presentar desafíos considerables en términos de reparación, y con frecuencia resultan en daños materiales en su residencia. La causa más habitual de estas filtraciones en los platos de ducha se encuentra relacionada con la inadecuada aplicación y el deterioro del sellador de silicona.  

A continuación, te ofrecemos algunas recomendaciones fundamentales para llevar a cabo la aplicación adecuada del sellador de silicona en los platos de ducha, con el fin de prevenir la aparición de filtraciones de agua. 

¿Qué producto debo usar para sellar el plato de ducha? 

Para conseguir un buen aislamiento siempre tenemos que usar un sellador de silicona de la máxima calidad. La silicona es el producto que te ayudará a evitar las filtraciones y la acumulación de suciedad. 

No debes cometer el error de usar la primera silicona que encuentres o la más barata. Si lo haces, lo más seguro es que la protección que buscas no sea la adecuada y la zona se ponga fea con mucha rapidez.  

Si buscas calidad, puedes visitar el catálogo de siliconas para platos de ducha de https://soudalcenter.es/. En la web podrás encontrar una amplia variedad de selladores de silicona entre las que podrás elegir, asegúrate de que la misma se adapta a tus necesidades. Es realmente importante que sea una silicona de calidad, del color que buscamos y sobre todo resistente. Personalmente te recomiendo las siliconas de la marca Soudal porque están bien de precio, son resistentes y hacen muy bien su función. Recuerda, si trabajas con productos de calidad, el trabajo te resultará más sencillo y sobre todo conseguirás que el trabajo sea mucho más duradero. 

Tras la compra, es fundamental seguir cuidadosamente las indicaciones proporcionadas por el fabricante del sellador de silicona. Preste una atención especial a los tiempos de curado, ya que estos pueden variar entre diferentes productos. Sin embargo, en términos generales, se recomienda un período mínimo de 24 horas de curado antes de utilizar la mampara de ducha o exponer el sellador de silicona al agua. Si no permite que la silicona se seque adecuadamente, el sello podría fallar y la ducha podría presentar filtraciones. En caso de enfrentar esta situación, será necesario retirar la mampara de la ducha y eliminar todo el sellador antiguo, lo cual es un proceso laborioso y que demanda bastante tiempo. 

¿Qué se necesita para aplicar la silicona en el plato de ducha? 

Para lograr un sellado limpio, uniforme y hermético, es conveniente adquirir algunas herramientas asequibles: 

  • Una pistola aplicadora de alta calidad para el sellador de silicona: esta herramienta es esencial para aplicar el sellador de silicona de manera uniforme y crear un cordón consistente que será más fácil de alisar para obtener un acabado limpio una vez aplicado. 
  • Una herramienta de aplicación de sellador de silicona: estas herramientas económicas, fabricadas en caucho o plástico, están diseñadas para eliminar el exceso de sellador de silicona, dejando un acabado limpio y uniforme. Suelen tener forma cuadrada o rectangular y cuentan con cortes en las esquinas para ajustar el grosor del cordón. 
  • Guantes de látex: dado que el sellador de silicona puede ser desordenado, es más sencillo desechar los guantes en lugar de lavar las manos. 

Por último, asegúreate de contar con un rollo de toallas de cocina y una bolsa de plástico para desechar el exceso de sellador de silicona. Ten precaución, ya que, si el sellador de silicona entra en contacto con alfombras, muebles o ropa, resultará prácticamente imposible eliminarlo. 

Pasos para aplicar un sellador de silicona 

Si realmente quieres conseguir un buen trabajo profesional te recomiendo que pongas en práctica los pasos que te vamos a mostrar a continuación. Así el resultado será más profesional. 

Si estás utilizando un aplicador de sellador de silicona, debes elegir la abertura adecuada para asegurar que el cordón final cubra por completo el espacio entre el plato de ducha y los azulejos o el revestimiento impermeable de la pared. Es importante recortar la boquilla del tubo de sellador de silicona a un ángulo de 45 grados para crear una apertura lo suficientemente amplia como para llenar adecuadamente ese espacio. Generalmente, una apertura de boquilla de 5 a 8 mm será suficiente, ya que es más sencillo añadir más sellador de silicona que retirarlo. 

Una vez preparada la boquilla, coloca el tubo de sellador de silicona en la pistola de aplicación y aplica una suave presión hasta que el sellador aparezca en la boquilla; luego, suelte la presión de la pistola. Algunas pistolas de aplicación de silicona tienen un mecanismo de liberación de presión detrás del gatillo. Limpia cualquier exceso de silicona de la boquilla con una toalla de papel y deséchalo inmediatamente. 

Comienza en la esquina trasera del plato de ducha (en el caso de un plato de ducha en un nicho rodeado por tres paredes, tendrá dos esquinas internas). Aplica el sellador de silicona de una esquina a la otra a lo largo de la pared posterior. Coloca la boquilla del tubo de sellador de silicona en la esquina de manera que el sellador entre en contacto con el plato de ducha y las paredes, asegurándote de que la silicona llene el espacio entre ambas superficies. 

Aplica una presión suave pero constante sobre el gatillo de la pistola selladora de silicona y mueva el cordón de sellador de atrás hacia adelante a lo largo de la superficie del plato de ducha. Cuando alcance el borde frontal del plato de ducha, libera la presión de la pistola de silicona y limpia el exceso de silicona de la boquilla, asegurándose de desechar los residuos de inmediato. 

Asegúrate de que el cordón de sellador de silicona tenga el grosor necesario para cubrir completamente el espacio entre el plato de ducha y las paredes. Si el cordón es demasiado delgado en alguna área, añade un poco más de sellador de silicona en ese momento, pero ten cuidado de no excederse, ya que eliminar el exceso será complicado. 

Una vez completado el proceso, habrás logrado una capa uniforme y continua de sellador de silicona entre la superficie y las paredes alrededor de todo el perímetro del plato de ducha. Ahora, está listo para alisar el sellador hasta obtener un acabado perfecto utilizando la herramienta de aplicación adecuada. 

Sellador de silicona alisador para un acabado perfecto 

Comienza desde la esquina del plato de ducha donde aplicaste inicialmente el sellador de silicona. Ahora, coloca la herramienta de aplicación de sellador de silicona contra la superficie del plato de ducha y la pared de azulejos. Desliza la herramienta a lo largo del cordón de sellador de silicona aplicando una presión suave pero constante. De esta manera, lograrás obtener un cordón limpio y uniforme sin espacios visibles. 

Si notas algún espacio visible, añade una pequeña cantidad adicional de sellador de silicona rápidamente en esa área y repite el proceso utilizando la herramienta de aplicación para eliminar el exceso. 

Después de cada uso, asegúrate de limpiar cualquier exceso de sellador de silicona de la herramienta de aplicación con una toalla de papel y desecha los residuos en una bolsa de basura de inmediato. 

Es crucial destacar que NO debes intentar alisar la perla de silicona fresca con la herramienta de aplicación. La superficie comienza a curarse bastante rápido, lo que podría resultar en raspaduras, suciedad y, en ocasiones, una mala adhesión. La mejor práctica es aplicar el sellador de silicona con cuidado y solo una vez para obtener los mejores resultados. 

La etapa final es relativamente sencilla, pero también es la más importante. Debes permitir suficiente tiempo para que el sellador de silicona recién aplicado se cure por completo. Por lo general, el proceso de curado toma un mínimo de 24 horas, aunque este tiempo puede variar según la marca del producto. Por lo tanto, es esencial leer detenidamente y seguir al pie de la letra las instrucciones de aplicación proporcionadas por el fabricante. 

Consejo para aplicar correctamente el sellador de silicona  

Los platos de ducha y las bañeras pueden sufrir daños si soportan peso humano o se llenan de agua antes de aplicar el sellador de silicona. Esta presión hacia abajo puede causar la ruptura del sellado de silicona y provocar fugas de agua. Para evitar este problema, se recomienda colocar peso en el plato de ducha o llenar la bañera con agua antes de aplicar el sellador de silicona y dejarlo en su lugar hasta que el sellado esté completamente seco.