A la hora de elegir un plan de vacaciones, el crucero es una alternativa que no deja de crecer en popularidad. Esto se debe a que ofrece una oportunidad cómoda y distinta de visitar los destinos, disfrutando al mismo tiempo de paisajes únicos alrededor del mundo y de los servicios y espacios de entretenimiento ofrecidos en el interior del barco.

Por eso, el crucero es una opción adecuada para las parejas, para las familias, para los grupos de amigos; prácticamente para todos. A continuación, vamos a contarte acerca de las 8 mejores paradas en cruceros por el Mediterráneo que no te puedes perder y que encontrarás en www.crucerosmediterraneo.com 

Barcelona 

Barcelona es, desde hace tiempo, uno de los puertos con mayor movimiento y llegada de cruceros. Es un puerto que permanece activo todo el año, lo que permite escoger viajes de verano pero también de fin de semana, de semana santa, de fin de año, entre otras posibilidades. 

Hoy en día, Barcelona ha pasado a ser considerada como una de las urbes europeas de mayor relevancia, tanto debido a su patrimonio artístico y cultural como a su vida social y económica. Además, su ubicación geográfica dota a Barcelona de un clima mediterráneo con algunos toques marítimos que le generan excelentes condiciones climáticas.

Además, el puerto de Barcelona es uno de los más importantes en el continente y en el Mediterráneo. Una vez que se llega a la ciudad, elegir un solo atractivo para visitar resulta prácticamente imposible. 

“Una de las urbes europeas de mayor relevancia, tanto debido a su patrimonio artístico y cultural como a su vida social y económica”. 

Palma de Mallorca

Otra de las grandes paradas de crucero por el Mediterráneo que resulta imperdible es Palma de Mallorca. Es un destino único para quienes buscan relajarse disfrutando de paisajes paradisíacos y pasear por un atractiva ciudad llena de historia y naturaleza. 

Algo que caracteriza a Palma de Mallorca es su clima subtropical mediterráneo que le otorga una temperatura media de 18 grados, siendo ideal para recorrer todo el año. Además, es la perfecta fusión entre el mar y la ciudad, combinando paisajes únicos con una vida de ciudad activa e histórica. 

La facilidad para recorrer sus calles cuando se frena con el crucero en Palma de Mallorca hace que sea un destino perfecto tanto para quienes viajan solos como para amigos o parejas. 

“La facilidad para recorrer sus calles cuando se frena con el crucero en Palma de Mallorca hace que sea un destino perfecto tanto para quienes viajan solos como para amigos o parejas”. 

Valencia 

El tercer destino que queremos mencionar también pertenece a España y se trata de Valencia, declarada la mejor ciudad del mundo para vivir. Ubicada a orillas del río Turia, es un punto clave en los itinerarios de los cruceros por el Mediterráneo occidental. 

Valencia se caracteriza por ser un destino para dejar atrás los mapas y dejarse llevar por sus bonitas calles que desembocan en edificios renacentistas, impactantes restaurantes y construcciones Art Decó. 

Una de las grandes oportunidades al visitar Valencia con un crucero es recorrer la parte antigua de la ciudad. Es un espacio con un encanto particular que da cuenta de la trayectoria histórica de la misma. Algunos puntos emblemáticos son el Mercado Central y la Plaza de Toros. 

Venencia 

Salimos de España para nombrar a otro de los grandes destinos o paradas de cruceros en el Mediterráneo, como lo es Venecia. Esta ciudad es conocida por sus canales y su ambiente romántico combinado con la historia que le dan un aspecto y un significado único. 

Hoy Venecia está conformada por 118 islas pequeñas separadas por canales y unidas por puentes. Durante una escala con crucero, es posible acceder a la ciudad a través de opciones de transporte acuáticas o peatonales. 

Los sitios de interés en esta ciudad son muchos. Algunos de los más importantes son San Marco, San Polo, Santa Croce, Cannaregio, Castello y Dorsoduro. 

Génova 

Génova es otra ciudad portuaria italiana que se consolida como uno de los grandes puertos para cruceros en el Mediterráneo. Además, es considerada como una de las localidades más bellas de Italia, con siglos de historia y de riqueza cultural que vale la pena conocer. 

Debido a la importancia histórica de Génova en la historia italiana y europea, su patrimonio histórico es muy amplio e interesante. Allí se pueden encontrar imponentes construcciones y espacios hermosos para relajarse y disfrutar de las vistas mientras se espera volver a partir en el crucero. 

Las particularidades de su clima mediterráneo hacen de Génova un espacio que se puede visitar en cualquier momento del año, eligiendo el crucero tanto en vacaciones de verano como para escaladas de invierno o de otras estaciones. 

El Pireo – Atenas 

No es posible hablar de las mejores paradas de un crucero por el Mediterráneo sin hablar del puerto del Pireo, en Atenas. Es el puerto más importante de Grecia, pero también uno de los más grandes del mundo y el más moderno del Mediterráneo. 

En lo que respecta a Atenas, esta ciudad es famosa por ser nada menos que la cuna de la civilización democrática como la conocemos. Pero, además, es hoy una ciudad totalmente cosmopolita y llena de historia, de arte y de diversidad cultural. 

La historia de esta ciudad tan antigua se puede observar en todos sus rincones. No obstante, uno de los puntos más destacados es la Acrópolis, siguiendo desde allí camino hacia el Teatro de Dioniso

“La historia de esta ciudad tan antigua se puede observar en todos sus rincones. No obstante, uno de los puntos más destacados es la Acrópolis, siguiendo desde allí camino hacia el Teatro de Dioniso”. 

Marsella 

Ahora nos vamos hasta Francia para hablar de otro de los grandes puntos del Mediterráneo como es Marsella. Es la segunda ciudad más poblada del país y se ubica al sur, con el puerto comercial más importante de la región. 

Marsella ha sido históricamente un centro de actividad industrial y naval. La ciudad gira en torno al Puerto Viejo, que es uno de sus monumentos más emblemáticos, a la vez que se destaca por sus hermosas playas y por las imperdibles islas del Frioul. 

Su ubicación geográfica le da a Marsella un carácter único delimitado por las montañas al norte y por el mar al oeste

Kotor 

Para terminar, vamos a hacer referencia a otro de los grandes puntos de cruceros por el Mediterráneo: Kotor. Se ubica al final de la Bahía Bocas de Kotor y sus paisajes llamativos son resultado del derrumbe de un cráter volcánico. Por eso, solo al llegar es posible admirar sus imponentes acantilados que combinan con los colores de la ciudad costera. 

Visitando la ciudad portuaria se observará la importante influencia veneciana que esta ha tenido en sus construcciones. Pero, además, es considerada como un libro abierto de historia, debido a sus más de 2.000 años de antigüedad que se manifiestan en cada rincón. 

“Es considerada como un libro abierto de historia, debido a sus más de 2.000 años de antigüedad que se manifiestan en cada rincón”.