Si pensamos en rostros fácilmente reconocibles y en actores que acumulan éxitos de taquilla, Brad Pitt es una de nuestras primeras opciones. Un actor que lleva en la industria desde hace décadas, con una presencia magnética y un amplio rango interpretativo que nos ha ofrecido papeles inolvidables que pasarán a la historia del cine. Es gracias a su carisma que queremos hablar de Brad Pitt en este artículo.

Es debido a la extensísima carrera de este actor que cuando acudimos a su filmografía nos vamos a encontrar papeles tan dispares. Siendo Brad Pitt una de las estrellas más influyentes de Hollywood en la actualidad, se ha ganado el respeto y la admiración no solo del público, sino también de la crítica y de sus coetáneos por haber interpretado papeles icónicos que han quedado en la memoria colectiva.

A continuación, queremos enumerar todas las mejores películas de Brad Pitt para que, en el caso de que te falte alguna, te la apuntes para verla. Y es que todas estas obras son una prueba viviente de la excelencia de Brad Pitt en el campo interpretativo; y por ese motivo vale la pena ver todas y cada una de las películas que mencionamos en esta lista.

1 Troya (2004)

Comenzamos por un clásico donde los haya; una de estas películas que no solo destacan el ámbito cinematográfico, sino que además reinterpreta uno de los hechos más legendarios de la mitología griega. En esta guerra de Troya, Brad Pitt interpreta al famosísimo Aquiles, convirtiéndose en un guerrero imparable con excelentes habilidades en la batalla y con un destino fatal e inevitable.

Habiéndose convertido esta película en un excelente éxito en taquilla, fue además una de las películas que consolidó a Brad Pitt como una de las estrellas más influyentes del momento de Hollywood en esa época. Un papel icónico en el que Pitt interpreta a un personaje mitológico conocido por todos de una manera fiel y propia al mismo tiempo.

2 Seven (1995)

En este segundo puesto tenemos que hablar de otro de los grandes filmes de las últimas décadas, una película espectacular dirigida por David Fincher en la cual Brad Pitt se mete en la piel de un joven detective trabajando bajo el ala de un detective más experimentado, interpretado por Morgan Freeman. Ambos deberán resolver una serie de asesinatos bastante turbios que se rigen por los siete pecados capitales.

Una de las películas más importantes de este año y de la década, no solo por la premisa y el desarrollo, sino también por el excelente papel de Brad Pitt como protagonista. Un papel en el cual podemos ver sus frustraciones, miedos, desesperanza e ira conforme la situación avanza y el personaje se va convirtiendo en el punto de mira del criminal al que buscan. 

Una película excepcional en la cual Brad Pitt nos demuestra en esta edad tan temprana de su carrera su excelente capacidad para sumergirse en la psicología de un personaje complejo. Si a esto le sumamos el excelente trabajo de dirección y la buena química entre los actores, tenemos un filme que catapultó la carrera del actor y que, a día de hoy, se recuerda como una de las mejores películas de la década de los noventa.

3 El club de la lucha (1999)

Unos años después del éxito de Seven, David Fincher y Brad Pitt se unieron de nuevo para generar otra nueva cinta, que también quedaría para la posteridad como una de las mejores películas, tanto del director como del actor. Basada en la novela homónima de Chuck Palahniuk, nos encontramos ante otra de estas interpretaciones completamente magistrales por parte de Brad Pitt, que llevó al público a sorprenderse con su trabajo como nunca antes.

Una película en la que se exploran temas tan interesantes como la alienación, el consumismo o la masculinidad y en la cual Brad Pitt tiene escenas cautivadoras. De nuevo, demostrando esta presencia tan magnética en pantalla, Brad Pitt sabe reflejar muy bien este aura subversiva de la película. En todo momento deja a los espectadores al borde del asiento, tratando de comprender lo que está pasando y de disfrutar de cómo acontecen las situaciones al mismo tiempo.

Una película que se recuerda a día de hoy por la narrativa tan enrevesada que tiene y por su estilo visual tan llamativo, se ha convertido en una de las películas más destacadas de la década de los noventa. Otra de estas obras indispensables del actor que hay que ver más de una vez en la vida. 

4 Entrevista con el vampiro (1994)

Cambiando por completo de registro, aquí Brad Pitt da un giro a su carrera al interpretar, junto a Tom Cruise, otro de los actores coetáneos más importantes del momento, uno de los papeles más distintivos de su carrera. También una adaptación al cine de la novela de Anne Rice del mismo nombre, en este caso Brad Pitt se pone en la piel de Louis de Pointe du Lac un vampiro en el siglo XVIII que cuenta la historia de su vida.

Otro de estos casos en los cuales Brad Pitt hace un trabajo impecable capturando las emociones internas del personaje y mostrándoselas a los espectadores de forma sutil pero directa. Siendo la relación entre los dos personajes protagonistas el foco de la película, la química entre Tom Cruise y Brad Pitt ayuda a que la película se haya convertido en un clásico para los amantes de la literatura y del cine. Aquí, de nuevo, Pitt demuestra su habilidad para transmitir el conflicto interno de los personajes a los que interpreta. 

5 Guerra mundial Z (2013)

Una década después de la película que acabamos de comentar, Brad Pitt cambia también por completo de registro para adentrarse en un universo de ciencia ficción y acción con otra adaptación, en este caso de la novela homónima de Max Brooks. Siendo la trama principal de la película la de la lucha contra una pandemia de zombies a nivel mundial, Brad Pitt se pone en la piel de un investigador de la ONU que quiere encontrar la forma de detenerla.

Aunque hablamos de una película de acción, Brad Pitt logra conectar con el espectador de igual manera gracias a lo bien que sabe transmitir las emociones internas del personaje. De esta forma, acción y suspenso se combinan con la vulnerabilidad de un protagonista que se ve atrapado en mitad de un caos y cuyo deseo es el de proteger a su familia y salvar al mundo de la extinción más absoluta.

6 Ocean’s eleven (2001)

Uno de los papeles más tempranos de Brad Pitt en la década de los años 2000, en este caso el actor también varía en su registro para adentrarse en una película de acción con toques cómicos dirigida por Steven Soderberg. Con uno de los repartos más espectaculares, esta película fue muy bien recibida por la crítica y fue un boom en taquilla, precisamente por lo bien que congenian los actores y la interpretación conjunta de Brad Pitt con George Clooney, Julia Roberts, Matt Damon, etc.

Siendo la trama principal de la película, la de planificar y llevar a cabo el robo de tres casinos en Las Vegas, nos encontramos ante un papel bastante distinto por parte de Pitt, en el cual es la dinámica que comparte con George Clooney la que sustenta este carisma. Una actuación bastante más ligera a las que nos tiene acostumbrados y con momentos cómicos, no por ello resulta peor película. Si queremos algo diferente y nos apetece ver a Brad Pitt en un rol completamente distinto, Ocean’s eleven constata la versatilidad de este actor en la gran pantalla. 

7 12 monos (1995)

En esta otra película dirigida por Terry Gilliam, Brad Pitt se pone en la piel de Jeffrey Jones, un personaje bastante estrambótico y excéntrico internado en un hospital psiquiátrico. Un papel también destacado en la carrera de Johnny Depp, ya que sirvió para que le otorgaran un premio Globo de Oro por mejor actor de reparto, nos demuestra una vez más que Brad Pitt puede hacerlo absolutamente todo.

Siendo el personaje de Brad Pitt una figura bastante enigmática, el actor hace un excelente trabajo transmitiendo este desconcierto y jugando constantemente con el espectador. De nuevo, un personaje muy complejo de interpretar, con el cual Brad Pitt demuestra su maestría.

8 Malditos bastardos (2009)

En esta otra ocasión, Brad Pitt se colocó bajo el ala de otro de los grandes directores del cine, Quentin Tarantino, para ponerse en la piel de un teniente del Ejército de los Estados Unidos que lidera a un grupo que busca aterrorizar a las fuerzas nazis en la Francia ocupada de la Segunda Guerra Mundial.

Una película muy propia del director, aunque con un enfoque ciertamente atípico sobre este evento histórico, también marca un hito en la carrera de Brad Pitt, puesto que compone una interpretación bastante distinta al resto de las mencionadas en esta lista. De nuevo, con un cariz bastante más irónico y cómico, Brad Pitt sabe mezclar muy bien esta parte de su actuación con los diálogos de humor negro y con las escenas más crudas de la película.

9 El curioso caso de Benjamin Button (2008)

Como última película de esta lista, tenemos que mencionar este drama fantástico en el que de nuevo Brad Pitt se reúne con David Fincher para darle vida a Benjamin Button, un hombre que envejece al revés y, por lo tanto, rejuvenece con el paso del tiempo. En este otro papel también tenemos que destacar el carisma del actor, ya que su interpretación le valió una nominación al premio de la Academia como Mejor Actor.

Gracias al extensísimo trabajo de maquillaje y de efectos visuales, la película nos deja momentos que pasarán a la historia del cine, sobre todo, gracias a la actuación estelar de Brad Pitt. Poniéndolo todo en el papel, logra hacer creíble esta película fantástica, todo gracias a su sencillez para transmitir una complejidad emocional que no está al alcance de cualquier actor. En definitiva, otra película imprescindible de la filmografía de Brad Pitt que sin duda deja huella en el espectador tanto por la trama, la dirección y la magnífica interpretación de este actor.